Comienza la reforma de El Campillo, que estará listo en seis meses

0
340

Con dos semanas de retraso, pues estaban previstas para finales del mes de octubre, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha iniciado este lunes 10 de noviembre de 2014 las obras que transformarán el polideportivo de El Campillo en un espacio multiusos para el barrio, tal y como reclamaban los propios vecinos del Casco Medieval.

escor-campilloLos trabajos comienzan con el vallado de la zona. Una vez finalice todo el vallado, durante las primeras semanas, se desmontarán y derribarán las instalaciones y equipos del edificio actual. Posteriormente, en una primera fase, comenzará la construcción en sí del nuevo edificio; primero con la excavación, después la cimentación y finalmente la estructura. Por último, en la segunda fase, se procederá a cerrar el edificio y a colocar fachadas y cubiertas.

“Tal y como nos comprometimos, hoy damos inicio a las obras que transformarán el polideportivo de El Campillo en un espacio multiusos para el barrio con una nueva protección semicerrada, una cancha renovada, la reforma de gradas y vestuarios, dos salas nuevas y más aforo. Un proyecto muy importante para el Casco Medieval, que hemos acordado con los propios vecinos y que en la próxima primavera será una realidad”, ha destacado hoy el concejal de Urbanismo, Miguel Garnica.

La empresa encargada de estas obras, Eraikuntza Birgaikuntza Artapena SL EBA, cuenta con seis meses para ejecutar las obras, con lo que el nuevo polideportivo estrenará su nueva imagen la próxima primavera. La Junta de Gobierno adjudicó estos trabajos de manera definitiva el pasado 10 de octubre a esta empresa en la cantidad de 672.032,61 euros IVA incluido, lo que supuso una baja del 29,69% con respecto al presupuesto de licitación que fue de 955.813,71 euros. El proyecto está cofinanciado en un 50% con Fondos Urban, por medio del Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo Feder del País Vasco 2007-2013.

Reforma integral consensuada con los vecinos

La reforma integral del polideportivo, que fue acordada con los propios vecinos para convertirlo en un espacio multiusos para el barrio, prevé, entre otras mejoras, una protección semicerrada para el equipamiento, una cancha renovada con un suelo versátil adaptado para todo tipo de actividades, la reforma de las gradas y los vestuarios, dos nuevas salas polivalentes para uso de los propios vecinos en una segunda planta y un mayor aforo.

Entre las necesidades que los propios vecinos detectaban para este equipamiento se encontraban la de impedir el impacto de las inclemencias meteorológicas, mantener el paso de luz, mejorar la adherencia del suelo, conseguir mayor comodidad del graderío, mejorar los aseos y vestuarios y ganar aforo.

“Se trata de un proyecto muy importante para el Casco Medieval, que hemos acordado con los propios vecinos, lo hemos debatido junto con ellos, para mejorarlo de acuerdo a sus necesidades. La puesta en marcha de esta reforma ha sido una referencia en participación ciudadana”, explica el concejal de Urbanismo, Miguel Garnica.

Cerramiento parcial del edificio

Con estos trabajos que se han iniciado hoy, el Ayuntamiento actuará en los vestuarios, para dar respuesta al uso coordinado y comunicación con el Centro Cívico, y proyectará un cerramiento parcial para el espacio de pistas, de forma que atempere el espacio de las inclemencias meteorológicas mediante un cristal transparente por los laterales desde el suelo hasta cierta altura y un sistema de protección que evitará la entrada de agua, pero que al mismo tiempo permitirá mantener el espacio ventilado. Una solución que permite el paso de la luz, consigue ventilación natural e impide la entrada no controlada al equipamiento.

La remodelación también mejorará además su uso como patio del Colegio Ramón Bajo, además de su uso deportivo y lugar de esparcimiento para los vecinos, consiguiendo ese espacio multiusos que reclamaban desde el barrio.

El Consistorio mantuvo sesiones participativas abiertas el pasado año con los propios los propios vecinos del Casco Medieval que usan este espacio, a las que acudieron hasta 25 asociaciones y colectivos diferentes, para poner en común la reforma del polideportivo y enriquecer el proyecto con aportaciones recogidas desde diferentes perspectivas. Los arquitectos incorporaron al proyecto definitivo de reforma las ideas y propuestas de los propios vecinos.

Se trata de una remodelación histórica, muy demandada por los propios vecinos, de ahí que el Ayuntamiento quisiera poner en común el proyecto de reforma para conocer de primera mano las sugerencias y necesidades de los propios vecinos y usuarios de este espacio. “Hemos conseguido conectar con el barrio, logrando un resultado muy positivo. Fruto de esta participación, iniciamos por fin esta reforma, que ha contado con el consenso de todos”, destaca Garnica.

Deja un comentario