Memorial Jorge Romero, este domingo 28 de mayo en Nanclares

0
313

Jorge Romero era un vitoriano alegre, simpático, divertido y optimista. Desde muy pequeño vinculado al mundo del deporte. Monitor de la escuela de trialsin de Vitoria durante muchos años. Abrió una tienda de bicis llamada BICIOBSESION. En principio esto solo era un negocio, pero para muchos chavales se convirtió en un lugar donde reunirse a contar batallitas, hablar sobre bicis o aprender mecánica, porque Jorge siempre estaba dispuesto a enseñar. Alrededor de esta tienda y gracias a Romero se hicieron miles de amistades que a día de hoy todavía persisten.

El 27 de octubre de 2016, poco antes de la una de la tarde en el pabellón 13 de ruedas gigantes de Michelín se encontraba haciendo trabajos de reparación, limpieza y puesta a punto de los moldes que se utilizan para la cocción, el prensado y la vulcanización de neumáticos de hasta cinco metros de diámetro, cuando una pieza de acero que denominan ‘cala’ y que puede pesar cinco toneladas se le cayó encima, aplastándonle y causándole la muerte en el acto.

Deportista y arreglatodo

Pero no sólo era conocido en el terreno de las bicicletas. Le gusto practicar muchos deportes, sobre todo los relacionados con la naturaleza. Era muy fácil verle por la montaña, haciendo senderismo, practicando snowscoot, o con su mountain bike.

Aquí no queda la cosa porque también le apasionaba el descenso de barrancos, la espeleología, y por supuesto el trial 4X4. En este último deporte se centró mucho últimamente. Participo en incalculables pruebas como copiloto/mecánico y lo más importante, amigo de todos los que estaban por allí. Esta afición le hizo ser muy conocido tanto a nivel nacional como internacional.

Pero Jorge no solo destaco por su afición al deporte, tenía muchas más facetas. Su facilidad para expresarse y comunicarse le llevo a realizar un montón de exhibiciones de trialsin y BMX, pero esta vez como speaker. En algunas de ellas los espectadores estaban más pendientes de sus comentarios que de las bicis. Él era el espectáculo.

Peros si hay un aspecto que destacar en Romero, era la facilidad de arreglar todo tipo de cosas. No había cosa que se le resistiera. Unas bridas, una navaja multiusos y unas tiras de cinta americana siempre iban con él, eran sus compañeras inseparables. Un manitas en toda regla, que siempre estaba dispuesto a mancharse las manos para ayudar.

En definitiva, una persona extraordinaria que toda la gente que le conocíamos no podremos olvidar.

Por ello, sus amigos han convocado una prueba ciclista memorial (con modalidad corta y larga) que se celebrará el 28 de mayo de 2017 en Iruña de Oca, en la que animan a todos los bicigasteiztarras a participar.

Deja un comentario