Un 56% de los españoles cree que las bicis aumentan la peligrosidad

0
81

La bicicleta cada vez se reivindica más como solución a los principales problemas de las grandes ciudades vinculados con el transporte: los atascos y la contaminación. No es de extrañar, por tanto, que las autoridades traten de fomentar el uso de este medio de transporte con la creación de nuevos kilómetros de carril bici, la apuesta por los sistemas de bicicleta pública y a través de campañas como la recientemente puesta en marcha por el Gobierno para fomentar el uso de medios de transporte alternativos.

Sin embargo, el gran problema que enfrenta la bicicleta en España para lograr alcanzar los niveles de uso de ciudades como Ámsterdam y Copenhague es la resistencia de una parte importante de la población a adoptar este vehículo como medio de transporte diario. Y, en buena medida, este rechazo se debe a los diversos problemas y, en algunos casos, deficientes políticas locales a la hora de integrar la bicicleta en el día a día del tráfico urbano.

En concreto, según revela un estudio de Acierto.com, el 56% de los españoles considera que las bicicletas han aumentado la peligrosidad del tráfico diario desde que su uso ha empezado a popularizarse en las ciudades. Esta falta de acuerdo entre conductores y ciclistas también parece extenderse a los peatones, que ven amenazado su espacio y seguridad en las aceras pese la prohibición de su uso en estas zonas.

En el caso de las principales ciudades, incluso en aquellas en las que el uso de la bicicleta parece ser más habitual hoy día, también hay consenso en esta opinión negativa sobre el impacto de las bicicletas en el tráfico. Y, entre las que muestran una percepción más negativa, cabe destacar a Barcelona (69,8%) y Bilbao (66,7%), mientras que Madrid (59,5%), Valencia (57,4%) y Sevilla (56,8%) también se sitúan por encima de la media nacional. Solo San Sebastián se posiciona como una ciudad mayoritariamente ‘pro-bicicleta’, donde un 66,7% de sus habitantes no cree que estos vehículos hayan incrementado la peligrosidad del tráfico.

El sondeo llevado a cabo por el comparador de seguros también pone de manifiesto que otro de los obstáculos a los que se enfrenta la bicicleta es su percepción por parte los usuarios como un medio de transporte más peligroso y lento que los vehículos a motor. Así, un 16,2% de los encuestados ha descartado usar la bicicleta en sus desplazamientos diarios por considerarlo demasiado peligroso y un 14,6% por falta de tiempo.

En cualquier caso, según revela el estudio, un 8,8% de los españoles ya ha decidido apostar por la bicicleta como medio de transporte diario a pesar de las dificultades que aún supone su uso en numerosas ciudades de nuestro país. “Esta cifra representa cerca de 3 millones de personas que utilizan la bicicleta todos los días; es decir, ya no podemos hablar solo de una tendencia, sino de una realidad que no para de crecer y que podría hacerlo a un ritmo aún mayor si se diesen todas las condiciones necesarias para armonizar el tráfico a motor y a pedales”, afirma Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com.

El arraigo de la bicicleta en España también queda patente en el estudio y el porcentaje de propietarios de bicicletas se eleva hasta el 57,4% de la población. En cuanto a su nivel de uso, un 25,5% de los españoles afirma utilizar su bici al menos una vez a la semana, mientras que, en el polo opuesto, un 20,5% reconoce que hace al menos un año que no monta en bicicleta.

En lo que sí se muestra de acuerdo un 72,2% de los españoles es en la necesidad de hacer obligatorio el uso del casco por parte de todos los ciclistas, mientras que actualmente esta obligatoriedad está limitada a los menores de 16 años. En cambio, el porcentaje de personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte diario a favor del uso obligatorio del casco se reduce hasta el 42,4%, si bien otro 33,7% sí está a favor de ampliar su uso preceptivo hasta los 18 años.

El cada vez mayor impacto de la bicicleta en el tráfico urbano diario también ha propiciado el debate en ciertos sectores sobre si sería necesario que cuenten con algún tipo de seguro obligatorio, como sucede con los vehículos a motor, aunque la DGT desmintió hace solo unos meses que estuviese estudiando implantar carnet, matrícula o seguro para bicicletas3. “No parece que vaya a ser necesario llegar a tal extremo y Suiza, por ejemplo, eliminó dicho seguro obligatorio entre otros motivos porque el 90% de los ciclistas ya tenía cobertura con otras de sus pólizas, como las de hogar y automóvil”, comenta Carlos Brüggemann.

No hay comentarios

Deja un comentario