Maroto, dispuesto a adaptar la normativa de circulación de bicis en un futuro

1
192

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz se ha volcado a fondo con el impulso de la bici en Gasteiz y, como no podía ser de otro, su alcalde, Javier Maroto está muy involucrado en el fomento de las dos ruedas en la capital, cuya nueva ordenanza ha provocado un centenar de multas.  La nueva normativa se aprobó a finales de 2013, pero no se empezó a multar hasta abril de 2014.

En esta línea, ha contestado públicamente a un bicigasteiztarra multado por circular en bici por una acera cuyo ancho era inferior a tres metros, algo prohibido en dicho texto, que le escribió indignado por tener que pagar los 45 euros con los que le sancionó un policía local, a pesar de que en el momento de la multa no había peatones en dicho tramo.

carta-maroto-ciclista

El ciclista multado, Miguel Zulaika, aceptó la sanción pese a no estar de acuerdo, pues cree difícil de determinar la anchura de una acera, que él calculó en 2,5 – 3 metros y considera inviable circular con un plano con las medidas de las aceras de la ciudad.

calle-manuel-iradier

Los hechos tuvieron lugar en la calle Manuel Iradier, a la altura de la Iglesia del Carmen, como el bicigasteiztarra sancionado le hizo saber a Maroto.

“Ayer me multaron a mí de forma lamentable. Obvio que he aprendido, pero ir de forma cívica y a 3 km/h por una calle sin un solo peatón y que de un portal te aparezca un policía escondido y te multen con 45 euros por ir subido en la bici… Afán recaudatorio se llama eso.

¿Motivo? Ir por una acera de menos de 3 metros de anchura (tendría 2 y medio, pero para la próxima me llevaré el metro) subido sobre la bici.

Tras conversar con él y darle a ver que desconocía dicha norma (además de que no se señala nada en ningún tipo de panel en la entrada/salida de la calle), me dijo que me comprendía, que él también se desplazaba en bici y que dicha sanción le parecía absurda, pero que el hecho de no multarme le exponía a él a ser multado por inspectores que pululan por el centro comprobando que cada uno de ellos está en el sitio adecuado y que se encuentra sancionando debidamente. Indignante.

Y nada que decir de la no multa puesta a una chica que pasó subida en su bici junto a nosotros y a quién no multó por estar él ocupado sancionándome a mí (esa muchacha me debe al menos un gracias).

En fin, vergonzosa esta forma de intentar que la convivencia entre bicis y peatones sea la adecuada. Antes ya lo era (y no a base de multar y multar), pero lo que se echaba y se sigue echando de menos es perseguir a quienes van a lo Márquez o Valetino Rossi a sus anchas, bien sea por bidegorri o no sea dentro o fuera de horario”.

A estas palabras, el alcalde contestó lo siguiente:

“Estimado Miguel, en primer lugar quiero decirte que lamento la sanción que te han puesto. Por lo que he leído en tu muro, estoy seguro de que no has tenido voluntad alguna de incumplir las normas o mantener conducta incívica alguna.

Pero me parece importante que pueda compartir contigo algunas opiniones:

1.- En Vitoria se ha multiplicado por siete, en los últimos años, el número de personas que utilizamos la bicicleta. Sin embargo, no ha habido hasta ahora ninguna normativa que permita una convivencia adecuada entre peatones, ciclistas y vehículos.

2.- Todas las ciudades europeas pioneras en movilidad ciclista tienen una ordenanza como la nuestra. En muchos casos, es una normativa restrictiva, hasta el punto de impedir el acceso de todas las bicis, a cualquier hora del día, por cualquier zona peatonal para evitar atropellos. Esta opción tan restrictiva fue descartada para Vitoria.

3.- Antes de aprobar esta ordenanza, se realizó un proceso de participación ciudadana de más de un año, incluidos los colectivos de bicicletreros de Vitoria, para consensuar los principales puntos de la nueva regulación.

4.- En concreto, la norma que regula que las bicicletas no pueden transitar por aceras de anchura inferior a 3 metros ( que es el caso desafortunado de tu sanción) tuvo el consenso dentro de ese Foro de Movilidad, incluidos el apoyo unánime de todos los partidos políticos del Ayuntamiento: PP, PNV, PSOE y Bildu.

5.- Después de la aprobación de la ordenanza, que incluía las sanciones de 45€ cuando se detectasen incumplimientos, tomé la decisión de no aplicarla de forma inmediata. Por el contrario, durante meses pedí a la Policia Municipal que solamente advirtiesen a conductores, ciclistas y peatones cuando no respetasen las nuevas normas. Expresamente, y durante varios meses, dejé claro a la Policia Municipal que NO multasen a nadie. Sólo deberían informar y aconsejar.

6.- Tras todo ese periodo, anunciamos en los medios de comunicación cuándo empezarían a multar. A pesar de que el número de sanciones podría ser muy elevado, la Policia no ha sancionado más que a unas cuantas decenas de casos ( incluido, desafortunadamente, el tuyo)

7.- La instrucción dada a la Policía es hacer cumplir la nueva ordenanza aprobada siguiendo informando y explicando. Pero, evidentemente, también deben aplicar la sanción que recoge la normativa. Se les ha pedido que hagan respetar esta nueva norma a TODOS: peatones, ciclistas y vehículos. Las sanciones por no llevar faro, timbre o conducir ebrio no son la prioridad del trabajo de la Policía. De hecho, hasta donde yo sé, sólo ha habido un único caso de sanción por conducir ebrio sobre la bici.

8.- Vamos a seguir informando a todos. Tomo buena nota de tu comentario. La regla general debe ser explicar, educar e informar. La multa debe ser la excepción en la regla. Aunque, lógicamente, también se están produciendo.

9.- El Ayuntamiento no persigue un afán recaudatorio con esta ordenanza. Las inversiones que estamos realizando en mejorar y completar la red de bicicarriles y Zonas 30 es absolutamente superior a la recaudación por multas por este concepto.

10.- Sigo con atención todos los comentarios que hacéis en las redes sociales o cuando me paráis por la calle para darme vuestra opinión. Estoy dispuesto a ser flexible y adaptar la normativa en un futuro, como ya he dicho muchas veces de forma pública, si se comprueba que ésta es mejorable. Ese es mi compromiso.

Gracias por tu tiempo e interés al leer este comentario.

Un saludo cordial

Javier Maroto”.

Y, de nuevo, tras leer la respuesta, el ciclista respondió:

“Agradezco su respuesta. Yo personalmente estoy muy al día con el tema de la bicicleta. He participado en los talleres de ‘La semana de la bici’, he asistido a todas las charlas de ‘Bizikleteroak’ (las que hablaban sobre ‘Nicaragua en bici’, ‘Un viaje en bici por el mundo’, etc) y sin ir más lejos vivo en el centro y la utilizo todos los días para ir al trabajo. He de decir que el 95% de los lugares por los que circulo son carril bici o espacios que están adaptados para ello (tipo La Senda, aunque precisamente aquí menuda marabunta se monta a la salida y entrada en los coles, pues nadie respeta nada, los coches estacionan mal y además lo hacen el tiempo que les da la gana, los perros van sueltos, los carriles-bici están siempre atestados de gente…), pero desconocía la prohibición sobre el máximo que debe medir la acera a la hora de circular por ella.

Exactamente el lugar del incidente fue la calle Manuel Iradier, a la altura la iglesia del Carmen. Grosso modo, creo que puede medir unos 2’5-3 metros, por lo que siguiendo su criterio de apercibir primero y no tanto de sancionar y al no ser algo tan evidente (como sí lo sería si la acera midiese un metro, por ejemplo, o si ésta fuese muy transcurrida) no entiendo cómo ante mi desconocimiento de la norma (obvio que existe error por mi parte, pero no es algo que todos sepamos) el policía no dudó en ningún momento en multarme.

Yo en lo que no dudé fue en aceptar que tenía que pagar la multa (aunque en total desacuerdo), pero la segunda sorpresa vino cuando le dije al policía local que cómo podía hacer para denunciar este hecho, y él me remitió al buzón ciudadano, al ser imposible que se me perdone o reintegre el importe de la misma. Es decir, que me quedó claro que no tengo nada que hacer en este caso y ante futuros casos del género. Entonces me vuelvo a preguntar: ¿simplemente esto no es más que un mero afán recaudatorio?

Como nota añadir que si ayer no puse denuncia fue porque el policía me dijo que no sirve para nada, salvo para que se te pase el plazo de la rebaja en la multa y tengas que pagar más.

Gracias de nuevo Javier Maroto por poder debatir esto con usted”.

El alcalde no ha respondido de momento a esta segunda misiva.

— · —

1 Comentario

Deja un comentario