Seis ciclistas resultan heridos al chocar contra un buitre en Miranda de Ebro

0
212

El domingo 1 de septiembre de 2013, un pequeño grupo de seis ciclistas del Club Ciclista Mirandés que realizaban una ruta a las 12.00 horas por la pedanía de Ircio, en Miranda de Ebro, impactaron contra un buitre que se disponía a alzar el vuelo desde la mitad de la calzada, en una curva muy cerrada que impidió que pudieran verlo antes de frenar.

buitre-asfalto

Fruto de la colisión, uno de los ciclistas sufrió heridas graves que motivaron su inmediato traslado al hospital por parte del personal sanitario desplazado al lugar, mientras que otros cinco resultaron con contusiones y rasguños. Solo pudieron librarse del accidente un par de componentes del grupo de cabeza, así como otros ciclistas que habían quedado rezagados.

Los deportistas llamaron inmediatamente al Servicio de Emergencias 112 y a la Guardia Civil, que se personaron en apenas unos minutos en la carretera C-122 donde tuvo lugar el suceso, para socorrer a sus compañeros e intentar localizar al buitre. Pero el buitre, que perdió numerosas plumas en el impacto, huyó sin que volviera a ser visto por los ciclistas.

El peor parado fue Mario Sánchez, quien a consecuencia de la caída se fracturó siete costillas, una escápula y una clavícula, además de sufrir una perforación pulmonar.

Según informó una familiar, permaneció toda la noche del domingo en la UCI, lugar que abandonó en la tarde del lunes 2 de septiembre, ya fuera de peligro y dispuesto a comenzar la recuperación, que le llevará varios meses.

Pese a la gravedad de las heridas, los médicos no consideraron necesario realizar ninguna intervención quirúrgica.

El resto de afectados sufrió lesiones de menor consideración, como magulladuras y abrasiones, aunque ninguno de ellos tuvo que ser ingresado en el hospital Santiago Apóstol.

Deja un comentario